Envío gratuito para pedidos superiores a €65 Entrega en 2-7 días hábiles Política de devolución de 30 días

Cómo cuidar tu ropa de fiesta de fin de año

Con las festividades de fin de año como Nochevieja a la vuelta de la esquina, es hora de desempolvar esos vestidos de lentejuelas y trajes de seda que aportan un toque de elegancia a tu vestuario.


Dale un nuevo aire a tu armario de temporada

Las fiestas de fin de año son una época en la que hasta los más modestos sacan a relucir deslumbrantes conjuntos para recibir el nuevo año. Pero estas prendas para ocasiones excepcionales pueden requerir algunos cuidados extra en comparación con tus prendas de diario. En esta guía, compartiremos algunos de nuestros mejores consejos de cuidado para ayudar a devolverles la vida.


Prendas con adornos


Las prendas adornadas con abalorios y lentejuelas son un clásico básico del vestuario festivo de invierno. Si tu prenda adornada está arrugada o arrugada después de meses de almacenamiento, utiliza una plancha a vapor para alisar las arrugas sin dañar las lentejuelas o los abalorios. Vaporice desde el interior de la prenda para evitar el contacto directo con los adornos.

Si tienes que lavar una prenda con lentejuelas, lo mejor es lavarla a mano o utilizar un ciclo delicado en la lavadora con una bolsa de ropa sellada para evitar que los adornos se filtren en el tambor o se desprendan.


Prendas con recogidos o plisados


Los vestidos estructurados con recogidos, pliegues o mangas abullonadas también son habituales en esta época del año. Estas prendas pueden arrugarse, pero son difíciles de planchar, ya que la superficie de planchado caliente aplasta el tejido. De nuevo, planchar a vapor es la mejor solución para devolver a la prenda su antiguo esplendor. El vapor relajará las fibras y les permitirá recuperar su forma natural, sin arrugas, sin interferir en la estructura del tejido.

Las instrucciones de lavado varían según el material, así que lee siempre la etiqueta de cuidados antes de lavar. Pero en el caso de las prendas estructuradas, siempre es mejor dejarlas secar colgadas para que el tejido mantenga su forma sin exponerse a un calor excesivo.


Prendas de seda y satén


Las prendas de seda suelen venir con instrucciones de lavado a mano o limpieza en seco, y algunas pueden incluso ser sensibles a la exposición al agua, sobre todo si son de época. Pero si sólo piensas ponerte esta prenda una vez, puede bastar con airearla durante la noche para refrescarla antes y después de una noche de celebraciones y baile.

Si esto no funciona, prueba usar la plancha a vapor para eliminar las bacterias y reducir los olores. Para emular la sensación de ropa limpia entre lavados, añada una rociada de nuestro aerosol para tejidos con olor a rosas. Y si el artículo es lavable, lávalo a mano en agua fría (preferiblemente a una temperatura no superior a 20-30 °C/68-89 °F) con un detergente suave, como nuestro Detergente para ropa delicada.


Materiales translúcidos


Los materiales sintéticos translúcidos no suelen ser transpirables, por lo que es probable que atrapen el calor y la humedad y atraigan los malos olores. Por eso, las prendas finas de poliéster, rayón y acetato no se benefician tanto de airearse, ya que el aire y el vapor de agua no atraviesan fácilmente las fibras.

Para dar un aspecto más fresco a tus prendas transparentes, lávalas a baja temperatura (idealmente a no más de 30ºC/86ºF) con un detergente especial para fibras sintéticas y ropa de deporte, como nuestro detergente para ropa deportiva y déjalos secar al aire. Los materiales transparentes tienden a secarse rápido, por lo que son muy fáciles de secar en interiores. Utiliza aerosol para tejidos para el toque final de frescura.


Trajes de lavado en seco 


Ese traje que sólo te pones en ocasiones especiales puede ser del tipo "sólo limpieza en seco". Con este tipo de prendas, la clave está en encontrar un equilibrio entre mantener la limpieza y evitar una exposición excesiva a los productos químicos agresivos utilizados en el proceso de limpieza en seco.

Para reducir al mínimo tus visitas a la tintorería, intenta airear el traje durante la noche después de cada uso para eliminar los olores de forma natural y utiliza una plancha a vapor para vaporizar las zonas que necesitan ser refrescadas, como las axilas de la chaqueta de tu traje. Más consejos, consulta nuestra guía de cuidados para trajes y chaquetas.


Consejo extra: Recuerda guardarlo bien


Una vez pasadas las fiestas, el almacenamiento adecuado es crucial para hacer perdurar tus prendas. Si sabes que una prenda es especialmente propensa a arrugarse, prueba a colgarla en una funda transpirable en lugar de doblarla. Y recuerda guardar siempre tu vestuario de temporada lejos de la luz solar directa y en un lugar fresco y seco. Así evitarás la decoloración y te asegurarás de que estén listos para el año siguiente.

Keep reading

Recommendation
Products
Articles